marca para médicos

La reputación profesional de un médico es su mejor tarjeta de visita: la imagen que tienen de su capacidad profesional sus pacientes actuales y pasados, sus colegas de profesión y la sociedad en su conjunto. La reputación profesional permite:

  • que otros pacientes te recomienden a sus amigos y conocidos.
  • que otros colegas profesionales te recomienden a sus propios pacientes.
  • que tu excelencia en tu especialidad médica sea pública, notoria y reconocida como para convencer a un paciente de que es la mejor solución para su problema de salud.

Cultivar tu marca es culdar tu imagen profesional 

Aprovechar tu reputación profesional para atraer pacientes a tu consulta requiere, en la sociedad multicanal de hoy en día, tener una buena huella digital en Internet:

  • Una web bien estructurada que indexe bien sus contenidos, que muestre tus habilidades y servicios profesionales con todo lujo de detalles.
  • Contenidos que expliquen a tu paciente tipo cómo mantener y mejorar su salud y calidad de vida, y que puedan ser consultados en tu sitio web (área de noticias, comentarios médicos, información sobre las ventajas de nuevos tratamientos y técnicas quirúrgicas, horarios de consulta, etc.).
  • Presencia en redes sociales para aprovechar el boca-oreja 3.0 de tus pacientes: que hablen bien de ti a sus familiares y amigos no es suficiente. Debes conseguir que hablen bien de ti en sus perfiles en redes sociales. Invítales a que sigan tus contenidos en la web y en los comentarios y novedades que subes a tus redes sociales. La viralidad y capilaridad de las redes sociales amplificará tu labor de difusión llegando a un público mucho más amplio.

En Amaseme sabemos la importancia que tiene para un médico disponer de una marca profesional potente, de una imagen que le diferencia del resto de sus colegas profesionales, que lo identifique como el facultativo a quien confiar nuestra salud.

Contacta con Amaseme. Sabemos cómo ayudarte

¡Síguenos en Facebook y Twitter!